• Dicen que los sueños expresan en imágenes nuestros anhelos, nuestros deseos... nuestras inquietudes. Siempre has creído que lo que sueñas no es real, ¿estás segur@?
  • Cuando todos duermen, yo sigo despierta... Me gusta la noche… Disfruto con ella. Chicos malos… tened cuidado. ¡Esta zorra anda suelta por la ciudad!
  • El Caribe, cuna de piratas, es un hervidero de actividad. El Lord Arioc, capitaneado por Dagon, surca las aguas de este mar conquistado, indiferente a esas luchas de poder.
  • Valor, coraje y arrojo... Cualidades que definen a Valnelia, una hembra criada en la glymera y nacida para ser una guerrera.
  • Cuando la división entre el mundo humano y el Sheol se reduce a una fina linea entre lo real y lo irreal, un grupo de guerreros se preocupan por mantener el orden.
  • Colección de relatos cortos de diferentes temáticas.

miércoles, junio 8

Reto: Tejiendo un cuento… · Continuando la historia

     Como veis, esta entrada no tiene nada que ver con mis historias, pero Dulce, de El club de las escritoras, ha propuesto un reto en su blog y me he animado con él.
     Consiste en escribir un relato conjunto. Cada participante escribe una escena de un par de paginas word y se somete a votación, la escena elegida pasará a formar parte de la historia definitiva. Ya ha salido el inicio ganador, en esta ocasión, Hada Fitipaldi, y esta escena sería mi propuesta a continuarla.
     Como siempre, espero que os guste y la disfrutéis, yo me divertí mucho escribiéndola…    Guiño



Serás idiota le increpé cuando salí de mi estupor.
Hola, nena, yo también me alegro de verte… hizo una pausa y me miró de arriba abajo antes de continuar: otra vez.
Imbécil, has estado a punto de tirarme —continué, ignorando su mirada.
Pero no te has caído, ¿verdad?

Confirmado, ese tío era tonto. Le dirigí una de mis mejores miradas asesinas y me dispuse a dejarlo allí en su mundo de idiotas consagrados. No tenía sentido razonar con alguien que carecía de sesera. Y su sonrisa autosuficiente solo iba a conseguir que se me escapara distraídamente la mano contra su mejilla. 
Aceleré mi moto para meterla en el garaje, deseando perderlo de vista, y  alterada como estaba, me llevé el cubo de la basura por delante. Genial, ahora tendría que recogerlo todo. Dejarlo sobre la acera no era una opción.
Dejé la moto a un lado y, cabreada, comencé a recoger. Dios, ¿cómo podía oler tan mal? Con lo excelente cocinera que es mi madre… salvo por las espinacas. Las odio a muerte. Tanto como odiaba a ese impresentable.

¿Necesitas ayuda? preguntó el imbécil.
Vete al infierno le contesté con una de mis fabulosas y encantadoras sonrisas irónicas.

Roberto se apoyó en su moto con los brazos cruzados sobre el pecho y se dedicó a observar como recogía las bolsas y las volvía a meter en el enorme cubo tamaño comunidad.

Las vistas desde aquí son maravillosascomentó divertido. Enseguida recordé mi maldito escote y me giré para dejarlo a mi espalda. Mentalmente, también maldije a mi querida amiga por su genial idea.
Muérete le espeté, agachada entre desperdicios. En ese momento debía ser lo más glamuroso que ese cretino hubiera visto en su vida.
Las de ahora también son admirables…
¿No tienes nada mejor que hacer? le pregunté, sin molestarme en mirarle.
No contestó con toda desfachatez.

Solté un bufido e hice acopio de toda mi buena voluntad para no decirle todo lo que pensaba de él, incluida una larga sarta de insultos. No estaba en el instituto, alguien podría verme, y no necesitaba que alguna vecina metiche le fuera con el cuento a mi madre. Mi reputación de niña buena hacía tiempo que había perdido varios puntos, y para mi próximo cumpleaños, mi padre me había prometido un viaje. Sin padres.
«Contrólate, portarte bien, sé educada, ignora sus sandeces», me repetí una y otra vez hasta que acabé de recoger. Todo fuera por el viaje.
Intenté levantar el cubo, pero el condenado pesaba más de lo que pensaba. ¡Maldita sea! No parecía tan pesado cuando lo tiré con la moto.

¿Te ayudo? preguntó Roberto desde atrás, pero sin abandonar su postura descuidada de galán de pacotilla.
No, gracias, ya has hecho bastante.
Pero podría hacer algo más por ti añadió divertido. Le miré por encima del hombro y lucía una amplia sonrisa mientras me miraba el trasero.
Descarado… ¿No te esperan tus amigos? le pregunté de mala gana mientras intentaba levantar mi carga.
¿Qué amigos? inquirió en un falsete tono inocente.
Esos del club de los idiotas. Roberto se limitó a soltar una carcajada, después se agachó y levantó el pesado cubo con suma facilidad.
No esperes las gracias…
Te invito a cenar soltó de pronto. A bocajarro.

¿Qué? ¿Me invitaba a cenar? ¿Era tan idiota que no captaba el sarcasmo de mis palabras? Le miré durante unos segundos en los que no borró la sonrisa de sus labios. Una sonrisa encantadora, seductora, que le marcaba unos graciosos hoyuelos a los lados. Sacudí la cabeza. Era muy buen embaucador, estuve a punto de soltar un «sí». Sin siquiera pensarlo.

¿Me estás siguiendo? me encaré a él.
Caroline, cariño saludó mi madre, interrumpiéndonos. Caminaba deprisa por la rampla de entrada y las llaves del coche tintineaban a su paso.
Mamá, ¿te vas?
Lo siento, cielo. Me llamaron del trabajo, llegaré tarde. Me dio un cariñoso beso en la mejilla y pulsó el mando a distancia del coche. ¿Puedes prepárate algo en el microondas? Papá también llegará tarde, no le esperes.
No será necesario, señora Sanz, invité a cenar a su hija indicó Roberto, todo sonrisas. Le lancé una mirada furiosa que no causó ningún efecto en él. Estoy esperando su respuesta finalizó, mirándome fijamente a mí.
¡Que buena idea! contestó mi madre.
¡Mamá! ¿Te fías de dejarme cenar con un desconocido? le pregunté, sorprendida. ¿Y tú de qué la conoces? le pregunté a él.
No es un desconocido, cariño, es nuestro nuevo vecino. Y es encantador, ¿no te parece? Ayer me ayudó a sacar del garaje ese mueble viejo que quería tirar y que tu padre nunca tiene tiempo para hacerlo. Mi madre se metió en el coche y arrancó, bajó la ventanilla y añadió sonriendo: no te acuestes tarde, cielo. Dio marcha atrás y se perdió calle abajo.
Pediré pizza me informó Roberto. Parecía estar pasándoselo en grande.
Que te aproveche le contesté, arranqué mi moto y me dirigí a mi parte del garaje donde siempre la dejaba.
A las nueve gritó Roberto, mientras atravesaba su parte del jardín y caminaba hacia su casa.
No voy a cenar contigo le respondí, sin girarme para ver su reacción. Me importaba un comino.
Conmigo y con mis amigos contestó él, más divertido que  nunca.
¡Já!

Entré en casa y di un portazo como respuesta. Tenía mejores cosas que hacer que cenar con él, como por ejemplo... tomar algo con mi amiga. Aunque sería mejor que Iris no se enterara... 

26 Apasionad@s:

Sheyla Drymon dijo...

Esta muy bien!!!! espero que te elijan para continuar la historia, un beso ^^

Valnelia dijo...

Muchisimas gracias wapiiiiiii

La competencia es dura y el trabajo muy weno, jajaja, a ver por donde sale.

Besotes, wapa

karitha dijo...

me gusta la continuacion Val...

Valnelia dijo...

Gracias wapiiiii, jijii

Sera dijo...

esta muy bieeeen val!!!!
yo tambien espero que te elijan

Valnelia dijo...

Pos nada, jajaja, tendréis que votarme entonces, jajaja

Keilah dijo...

jajajaja

Muy bueno guapi. Me ha encantado, Ojalá te cojan!!!!

karitha dijo...

ah no, yo las leere todas y si otra me gusta más... pos voto por la otra ( kari sacandose moco de la nariz)

Dulce Cautiva dijo...

Hola Val!, madre mía que continuación más guapa!, ains, de momento he recibido dos y ambas me han encantado!!!, de verdad, si pudiera pondría las dos!, jajaja.

Me encanta este Roberto, tan cabezota y exigente... yo kiero uno pa mi!, jajaja.

Weno reina, a ver cómo acaba la cosa... T deseo suerte y t mando un beso, muak!!!.

Ah!, se me olvidaba... Gracias x participar!!!, muak!!!

Valnelia dijo...

Gracias a ti, Dulce, por facilitarnos estos retos, seguro que me animo a más, jajaj, muchas veces estoy tan centrada en mis historias que pienso que si me salgo de ahí, me pierdo, jajja

Kari, cielo, como debe ser, leer y después juzgar y votar al que mas gusta, jiji, procura no dejarme el moco pegado bajo la mesa, cochinaaaaaaaaaa

Gracias, Keilah, me alegro que te gustara, wapi

Besotes para todassssssss.

hada fitipaldi dijo...

Me encanta esta continuación, es genial! Q diálogos tan divertidos, son chulísimos. Has plasmado perfectamente la personalidad de los protas, y ya se me ocurre una continuación, desde luego que Iris no puede enterarse de la cena, porque si no...jejeje. Besos guapa!

Valnelia dijo...

Gracias, hada, que ilu que te haya gustado (emo con ojitos brillantes), al leer tu inicio de la historia, sobretodo el final de la escena, es que me vino toda esta secuencia a la mente y no pude dejar pasar la oportunidad, jajaj

Besos, wapaaaaa

Mi pequeña fantasía dijo...

jajajaa me encantó este Roberto jjajaja es muy diferente al que yo escribó :p Yo también hice el reto para la segunda parte y la verdad k fue muy diferente al tuyo. Este reto es lo más! De una primera parte saldrán muchisimas versiones jeje mola! Besotes y cuidate muchisimo!!

Valnelia dijo...

Muchas gracias, wapa, me alegro que te haya gustado. ;)

La verdad es que sí, pueden salir muchas cosas de este reto, ejejej.

Mañana me pasaré por tu blog para leerlo, que esta noche me arranqué a escribir (lo lees, kariiiiii), y me descentro, jajaj, pero seguro que el tuyo también es genial.

Besotes, wapi.

karitha dijo...

te lo he dicho Val: Ver para Creer!!!!!!! ya no te creo nadaaaaaaaaaa, menos promesas y mas accion.... quiero mis capis de las lunas!!!!!!!

y a Keylah y a Orus que no se me hagan!!! que tambien estan de remolones!!!!!

Yarit dijo...

Valnelia me da mucho gusto poder participar junto contigo en el reto de Dulce Cautiva, eres una talentosa escritora, me gusta lo que escribiste, ni por un segundo me despegue de las letras. ;)
Besos

Valnelia dijo...

Hoy comienzan las votaciones, que nerviosssssssssssssssssss, jajajja

A ver como resulto, jijiij

Pd.: creo que es hasta esta noche, si alguna tiene intención de votar por el mio, que pase por allí, jiji


Besosssssssss

Valnelia dijo...

Muchísimas gracias, Yarit, me alegra mucho tu comentario.

Muchos besotesssssssss.

Kariiii, que sí estoy escribiendoooooooooo, y haciendo otra cosita, jijiji (emo frotandose las manitas).

karitha dijo...

no te hablo Val!!!!!!!!!!!!!!

Valnelia dijo...

Valeeeeeeeeeeee, no me hables, kari, solo léeme, jijij

Ayumi dijo...

Me ha encantado, y te he votado a ti pero ha sido realmenmte dificil porque todas las historias están geniales. Pero la tuya es la que mejor redactada estaba y eso suma muchos puntos (al menos en mí xDD, no me gusta mucho leer a latinas o canarias porque la mayoría confunden las cetas con eses y cosas así).

Si no resultas ganadora, continuarás la historia por tu cuenta?? Me gustaría mucho saber tu continuación jeje

Un saludo!! te has ganado una seguidora ^^ ahora mismo me pongo a leer alguna de esas historias tan romanticas que he visto por ahi~

Ayumi dijo...

he escrito cetas? O.O quería decir las "c" xDDD zetas es con zeta, coñe. Ha sido un errorcillo de dedo ;P

karitha dijo...

que yo estuve muy lia y no he leido nada de las continuaciones de esa historia!!!!!!! por ende no vote... diablos... queria votar en contra jajajajajajajaja

no, broma aparte de verdad no lei las otars continuaciones.... a ver si me hago un tiempito

Val continua escribiendo las otras historias!!!!!

Valnelia dijo...

Te tengo sorpresas preparadas, kari, pero de momento no las leerás ni sabrás que son, jijii

Aunque mi escena no salió ganadora, os agradezco el gesto a todas las que me votasteis. :)

Besosssssss

cielo dijo...

increible, me encanto, tienes mas ? (:

Valnelia dijo...

De esto nop, cielo, solo era una escena para un reto, jejeje, pero voy a continuarlo como historia corta y variando un poco la edad de los protas, jajaja

Gracias, wapaaaaa

:)) ;)) ;;) :D ;) :p :(( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| 8-} :)] ~x( :-t b-( :-L x( =))