• Dicen que los sueños expresan en imágenes nuestros anhelos, nuestros deseos... nuestras inquietudes. Siempre has creído que lo que sueñas no es real, ¿estás segur@?
  • Cuando todos duermen, yo sigo despierta... Me gusta la noche… Disfruto con ella. Chicos malos… tened cuidado. ¡Esta zorra anda suelta por la ciudad!
  • El Caribe, cuna de piratas, es un hervidero de actividad. El Lord Arioc, capitaneado por Dagon, surca las aguas de este mar conquistado, indiferente a esas luchas de poder.
  • Valor, coraje y arrojo... Cualidades que definen a Valnelia, una hembra criada en la glymera y nacida para ser una guerrera.
  • Cuando la división entre el mundo humano y el Sheol se reduce a una fina linea entre lo real y lo irreal, un grupo de guerreros se preocupan por mantener el orden.
  • Colección de relatos cortos de diferentes temáticas.

martes, septiembre 6

Cómo llegué a ser lo que soy

    

     De momento, os dejo este pequeño relato que escribí hace un par de años y que modifiqué antes de las vacas, y que, como siempre, se me ha olvidado compartir, ainnnnssssss.

     Espero que lo disfrutéis, esta vez os traigo una de las muchas historias que tengo escrita con Val, en la que narro como se produjeron los acontecimientos para que tomara la decisión de formar la organización.

     Muchos besotes y gracias por leer.

 


 

comollegueaserloquesoy

 

Como llegue a ser lo que soy

 

Relato corto

 

 

E

staba en la biblioteca, tumbada sobre un gran sillón mientras debatía con Sheiztler sobre el duro entrenamiento de esa tarde. El macho la había tumbado un par de veces de muy malas formas; a traición, y utilizando uno de sus trucos vampíricos de ahora estoy aquí y ahora allí. El llanto de un bebé retumbó por toda la Mansión y ambos, tras mirarse desconcertados, salieron corriendo de la estancia para ver de dónde provenía tal alarido. La estampa de su padre sosteniendo un bebé entre sus brazos los dejó congelados bajo el umbral de la puerta.

¿Qué hacía Adrien con un bebé? ¿Dónde lo había encontrado?

Ella y Shey se miraron un segundo antes de preguntar:

¿De dónde ha salido «eso»? Hizo un gesto con la mano señalando el bulto que sostenía su padre.

No es «eso», hija, es un bebé contestó éste sonriendo.

Se perfectamente qué es, papá. ¿De dónde lo has sacado? preguntó de nuevo, acercándose hasta él. Extendió una mano retirando la mantita que lo cubría para ver cómo era y el crío le agarró uno de sus dedos cuando rozó la pequeña carita redondeada.

Estaba a las puertas de la Mansión, abandonado en una canastilla ante la verja. He buscado entre sus cosas y no tiene nada que lo identifique. Adrien miró al pequeño con una extasiada sonrisa en sus labios.

¿Y qué vamos a hacer con un bebé en la casa? inquirió.

Ya le buscaremos una familia, mientras, toma… hazte cargo de él, las hembras sabéis qué hacer, lo llaman instinto maternal. Adrien hizo un amago de entregarle al bebé.

¿¿¡¡Que!!?? gritó horrorizada y apartándose de un salto hacia atrás, como si la hubiera quemado el simple roce. No tengo ni idea de qué hacer con «eso». Señaló con el índice al pequeño, después continuó: ¡y jamás he sentido eso que llamas instinto maternal! Cruzó los brazos sobre su pecho y se mantuvo a cierta distancia.

Sheiztler se acercó en ese momento, el macho se había quedado a un lado durante toda la conversación. Cogió con sumo cuidado al pequeño que Adrien todavía sostenía en brazos y lo acunó en los suyos. El bebé parecía minúsculo entre los dos enormes guerreros; diminuto entre sus manos grandes.

Los miró asombrada, podrían partirlo por la mitad con total facilidad, en cambio, le hacían carantoñas que el bebé agradecía sonriendo y balbuceando cosas ininteligibles. Se acercó lentamente hacia ellos, sin quitarle el ojo a la escena, sorprendida de que pudieran mostrar tanta ternura. Si ellos podían, ¿por qué ella no? Sheiztler le colocó el bulto entre los brazos cuando la vio acercarse y la ayudó a acomodarlo con facilidad.

¡Había que joderse! Hasta ellos tenían más conocimientos en la materia que ella misma. Claro que… ellos la habían criado, ¿no? Tenían una experiencia previa de la que ella carecía, y en ese momento se hacía más que evidente.

Joseph, el doggen de la casa, apareció —aguantando la risa— con un biberón entre sus dedos y se lo tendió con una amplia sonrisa de satisfacción. El querido Joseph, tan competente en su trabajo… como siempre. Le hizo una mueca y le arrebató el artilugio de las manos.

 

Señora…

 

Se lo quedó mirando, como si fuera un extraño invento del que no tenía conocimiento. ¿Aún conservaban esos cacharros? ¿Cuántos años podía tener? ¿Veinticinco? Se lo acercó a la boca y el pequeño comenzó a chupar con avidez; estaba realmente hambriento. Una sonrisa inconsciente se dibujó en sus labios mientras lo veía comer con voracidad.

 

 

 

L

os días pasaron rápidamente convirtiéndose en semanas, y después en meses. El pequeño resultó ser pequeña —para sorpresa de todos al cambiarle el pañal— y la llamaron Jecrufe. Cuando llegó a la Mansión apenas tenía peso, pero con el paso de los días fue ganándolo poco a poco y convirtiéndose en un bebé rollizo y saludable. Nadie se acordó ni volvió a pensar en buscarle una familia de verdad, que pudiera ofrecerse lo que la pequeña necesitaba, se habían acostumbrados a ella de tal forma que no imaginaban deshacerse de la cría.

Hasta que una noche, mientras cenaban, Adrien les comunicó que iba a enviarla a un internado, tenía ya dieciocho meses y necesitaba una educación más esmerada que la que iba a recibir allí. Lo único que el vampiro pretendía era mantenerla a salvo, alejarla de ellos, y cuanto más lejos estuviera, mejor sería para la pequeña. Una vida como la de ellos, siempre en constante peligro, no era la mejor forma de criar a una niña de la que desconocían su pasado. Poco tiempo después de aquella conversación, Jecru abandonó la casa que había sido su hogar durante ese tiempo.

Todo comenzó a marchar con normalidad, volvieron a la rutina diaria de entrenamientos, charlas compartidas en la biblioteca, dagas, machos arrogantes alumnos de Adrien, horas en el gimnasio… Hasta que unos meses más tarde la desgracia se cernió de nuevo sobre la casa.

Estaba en la sala de billar echando una partida en solitario. Se había quedado sola en la gran mansión y no tenía ni idea de a donde habían ido los dos vampiros. Primero salió su padre, sin ninguna compañía, con la excusa de que tenía una reunión privada. Después le siguió Sheiztler, que desapareció sin decir palabra.

El grito horrorizado de una hembra del servicio se oyó hasta en la sala en la que estaba matando el aburrimiento. Dejó caer el taco y sacó sus dagas con rapidez. Sin siquiera detenerse a pensarlo, salió corriendo buscando el origen del lamento. En el enorme hall había una doggen llorando y mordiéndose el puño, reprimiendo un nuevo chillido. Caminó despacio y miró hacia el lugar del que la hembra no apartaba la mirada horrorizada. La sangre abandonó su cuerpo en ese mismo instante. Sus piernas flaquearon, incapaces de soportar su propio peso. Dejó caer las dagas, que golpearon al suelo con un sonido metálico que resonó demasiado fuerte en el silencio que se había apoderado del momento.

Sheiztler estaba en el suelo sosteniendo el cuerpo inerte de Adrien entre sus brazos. El grito que liberó su garganta atravesó las paredes de toda la mansión. Se arrodilló ante su padre sin apartar la vista de Shey, implorándole con la mirada que le negara lo que ya era evidente; la sangre, que manaba abundante, manchaba todo el suelo de mármol negro, formando un charco a su alrededor.

 

Lo siento, Nely. No pude llegar a tiempo, no pude salvarlo. Sheiztler le aguantó la mirada unos segundos antes de bajarla y desmaterializarse.

 

Zarandeó el cuerpo inmóvil de su padre, llamándolo a gritos mientras las lágrimas corrían por sus mejillas. El corazón palpitaba en sus oídos, acallando los sonidos que se sucedían a su alrededor. Intentó inútilmente taponar las heridas con sus propias manos, que la sangre dejara de manar mientras pedía que alguien le alcanzara toallas.

Joseph la sujetó por los hombros y la levantó del suelo con gran esfuerzo. No quería que nadie la separada de él. No, todavía no. Era demasiado pronto para que el destino también le arrebatara a su padre. Otro doggen cubrió el cuerpo con una sábana blanca, ocultándolo a la vista de todos; el hall se había llenado con todo el servicio que ya lloraba la muerte de su señor. Finalmente se desmayó en los brazos del doggen, que consiguió sujetarla antes de que cayera al suelo pesadamente. La subió a su habitación y la dejó con cuidado sobre la cama, desabrochó algunos botones de su camisa para que estuviera más cómoda y la dejó descansar. Lo iba a necesitar en las próximas horas y sobre todo, en los días posteriores.

 

¿Quieres seguir leyendo la continuación de esta historia?

 

Descárgala completa

 

dividercroniscas

 

graciasporleer

8 Apasionad@s:

Kramer dijo...

Como siempre, otro excelente relato de la preciosa y talentosa Val.
Quiero más!

mientrasleo dijo...

Gracias,ya me lo he descargado.

Valnelia dijo...

@Kramer

Muchísimas gracias, Kramer, tus comentarios siempre son un aliento para seguir escribiendo, jejeje.

Besotes, wapoooooo

Valnelia dijo...

@mientrasleo

Gracias, mientrasleo, espero que te guste, he de avisar que el final no está muy detallado en este relato, pero es algo que ya ha sido contado en las historias del rol que llevamos escritas entre todos los participantes, jejeje

Besotes y graciassssssss

Aura dijo...

Genial, fantástico, me ha encantado!!!!!!!

Por cierto, tienes premio en mi blog XD

http://aura-mi-musa.blogspot.com

Sheyla Drymon dijo...

siiiiiiiiii, pues claro que queremos seguir leyendo lo que sucede, muy bueno el relato, la llega de Jecrufe a la mansión, me gustó mucho

un besito ^^

Lilian dijo...

mmm me encantaria leerlo pero esq no lo entiendo...es decir hay muxos relatos cortos...entonces es una historia??? cual es el orden para leerlos?? y donde los puedo leer???? aiuchh estoy exa un liooo valll :(( y qieroo leerla yaaaaa >.< jajajja xD un besitoo wapisimaa!!!

Valnelia dijo...

Wenas, wapasssssssssssss, ante todo, muchas gracias por leer, y me alegra mucho que os haya gustado, ainnnnns, que iluuuuuu ;;)

En breve subiré algo mas, Sheyla, jijiji

Lilian, wapi, hay mas relatos cortos como Val, llevo tres años escribiendo con este personaje en el foro, allí los puedes leer, hay relatos cortos (sola) e historias largas (con el resto de participantes), si necesitas el orden, te lo paso en el chat, jejeje. Aunque los relatos cortos se pueden leer independientes, tienen principio y final, jijijij

Aura, wapa, gracias por el premio, paso por allí. :)

Besotessssssssssss

:)) ;)) ;;) :D ;) :p :(( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| 8-} :)] ~x( :-t b-( :-L x( =))